jueves, septiembre 04, 2008

 

La Producción de Sonido en el Mercado Publicitario Argentino.



Muchas veces me piden consejos sobre como diseñar un comercial de Radio. Y me pongo a hablar y no paro mas... jajaja. Esta vez encontre un articulo excelente de Osvaldo Botaya, gracias a dos colegas que me lo hicieron llegar, Diego Guerrero y Gustavo Miguel Gonzalez.
Botaya trabaja en publicidad desde el año 79. Fue redactor, bocetista, director de arte, jefe de producción gráfica, y también realizó producciones de cine, radio y televisión. Desde hace varios años tiene su propio estudio de grabación, además de dedicarse a la docencia en la Asociación Argentina de Agencias de Publicidad y en las jornadas de capacitación de ARPA.



Acerca de la produccion de sonido de un comercial y la locucion, en su articulo para el News 29 de la Asociacion Argentina de Agencias de Publicidad, Osvaldo escribe:

"Una investigación realizada en Canada denominado “The Impact of Announcer Speech Characteristics on Consumer Response to Broadcast Advertising” sobre la locución en la publicidad arrojó los siguientes resultados. Los estilos de voces que más apelan al consumidor, que logran empatía con la marca o el producto y con el aviso en particular indiscutiblemente son las voces masculinas de una tonalidad baja con una velocidad silábica apenas por encima del la velocidad normal general. La razón de esto es que al tener una velocidad por encima del promedio el espectador/oyente inconscientemente hace un esfuerzo por entender el mensaje prestando mayor atención. Estas voces son percibidas por el consumidor como agradables, atractivas y persuasivas. Las voces de tonalidades más altas, que más se acercan en tonalidad a las voces cotidianas son percibidas por el oyente como menos competentes, menos benevolentes, transmiten menor veracidad, son menos persuasivas, más débiles y más
nerviosas.

A pesar de estos resultados en Argentina, por moda o gustos personales cada vez se utilizan más las voces de una tonalidad alta. Esas voces que parecen hablarnos de igual a igual. Hace poco tiempo, la agencia de publicidad de una marca de automóviles decidió, sin que existiera una razón creativa, cambiar el locutor original de toda la gama de automóviles de esa marca, quien posee una tonalidad de voz baja a otro locutor de tonalidad más alta. Una persona que nada tiene que ver con la publicidad le consultó al locutor original: “Es más económico el auto nuevo?” En realidad el auto nuevo cuyo spot televisivo fue muy bien producido por cierto, es el auto más costoso de la línea.

El público consumidor registra de manera inconsciente las distintas voces que aparecen promocionando productos tanto en televisión como en radio. Esto es dado principalmente por dos aspectos fundamentales. En primer lugar las voces que son percibidas de manera consciente por el público son aquellas voces que llevan adosadas el nombre y apellido de locutor que se transforman en un “spokesperson” más que en un locutor. Aquellos que el público conoce la cara del locutor por poseer cierta notoriedad o que es una celebridad. Los que no poseen notoriedad pública o son celebridades son reconocidos por su patrón melódico. El patrón melódico, conjuntamente con el pitch (tono) crean la huella digital vocal del locutor. Agregando a esto la interpretación artística de la locución se logra en la percepción del público como agradable o no, atractiva o no, persuasiva o no.
Un aspecto tendencioso en nuestro mercado es la excesiva repetición en las tandas publicitarias de un mismo locutor que vende distintos productos, uno tras otro. Un mismo locutor que vende un automóvil y un alfajor en la misma tanda afecta de manera negativa al producto más caro por cierto. Hay casos diarios en los que el público oye a un mismo locutor promociona una bebida alcohólica e inmediatamente después el mismo locutor promociona un automóvil. Esto es existiendo un mercado con una saturación de oferta de voces.
El cuidado y procesamiento de la locución en un comercial de televisión o radio es primordial en lograr que un mensaje posea, independientemente de las cualidades vocales del locutor, las características técnicas y artísticas óptimas para que el público sea seducido por la marca o el producto. Si bien según la investigación expuesta anteriormente los espacios entre frases no arroja un resultado positivo o negativo, si es importante el ritmo de lectura, el énfasis que se le aplica a determinadas palabras, principalmente adjetivos, la forma de dicción de la marca y el slogan, la pausa previa a la mención de marca para que esta se destaque, la calidad sonora de la voz, la mezcla y ecualización en función de la banda musical y/o los efectos sonoros y otros tantos aspectos pequeños que hacen a la constante búsqueda de la perfección en la publicidad.
LEE EL RESTO DEL ARTICULO AQUI
LEE UNA ENTREVISTA A OSVALDO BOTAYA AQUI

Etiquetas: , , , , , , , ,


Comentarios: Publicar un comentario

Suscribirse a Comentarios de la entrada [Atom]



Vínculos a esta publicación:

Crear un vínculo



<< Página Principal

This page is powered by Blogger. Isn't yours?

Suscribirse a Entradas [Atom]